CARTA DE PRESENTACIÓN

Unas Navidades diferentes para los niños de Mohau es nuestro primer proyecto.



Hola a todos/ Dumelang,


Como algunos sabéis estoy trabajando como voluntaria en un centro/orfanato de niños afectados por VIH/SIDA en Sudáfrica. El Centro se llama MOHAU y se encuentra en uno de los hospitales más grandes de la provincia de Gauteng, a tan sólo 15 minutos en coche de Pretoria. En el centro viven 45 niños, la mayoría infectados con VIH, algunos, pocos, están sanos pero sus familias no pueden hacerse cargo de ellos, o no tienen familiares directos.
El VIH es a día de hoy en Sudáfrica uno de los mayores problemas sociales y económicos, siendo el país con mayor número de enfermos en tratamiento en el mundo. Tras casi 3 meses viviendo y trabajando en Attreredgiville, el township donde se encuentra el hospital, me siento directa y personalmente afectada por las enormes consecuencias de esta triste epidemia.
Como siempre, los niños son los más afectados. Niños abandonados, maltratados, marginados, discriminados o desatendidos desde que nacen. Situaciones difíciles de explicar, donde a veces no hay buenos ni malos, sino familias desesperadas. Familiares con SIDA, desempleo, adicciones, pobreza, delincuencia son parte de la realidad, por desgracia, de muchas personas en Sudáfrica.
Como tampoco quiero enrollarme mucho más, seguro que veis las noticias o leéis acerca de África y el SIDA, iré al grano. Os escribo para pediros ayuda para organizar unas navidades especiales para los niños. Sé que todavía quedan unos meses para Navidad pero para hacer grandes cosas se necesita organización y tiempo, y más aquí en África.
Antes de explicaros nada, os diré algo que me dijo mi madre una vez y que seguro que hasta ella misma ha olvidado pero que para mí significó mucho. En el mundo hay muchas desgracias y personas que necesitan ayuda, no hace falta irse a África para hacer algo por los demás. Cada día nos levantamos y vemos problemas y necesidades, sin embargo, no podemos comprometernos con todos. Aunque es duro, porque a veces nos gustaría estar en todas partes, hay que elegir una causa y luchar por ella. No importa lo que sea, desde la Iglesia, en el barrio, en el cole, en tu propia familia etc..siempre se puede hacer algo.
Pues bien, aunque creo que mi madre me lo dijo más bien porque no quería que viniera tan lejos, sus palabras me llegaron al corazón y ahora sé lo que significan más que nunca. Aquí, especialmente ves familias con muchos problemas y gente necesitada. Pero más que nunca, no puedes ser Dios y estar en todo. Por eso, cuando vine decidí volcarme en cuerpo y alma con los niños. Ahora estos 45 niños son mi causa, a pesar de que no sean más que un mísero ejemplo de los más de 12 millones de niños huérfanos a causa del VIH/SIDA que hay a día de hoy en África. Lo que os pido es que hagáis de ellos vuestra buena obra estas Navidades, sé que son fechas donde la gente se vuelca en los demás. Sugiero que os volquéis en ellos.
Os podría hablar de todos y cada uno de ellos. Como cualquier otros niños, todos son únicos y especiales a su manera ( cariñosos, independientes, faltos de cariño, tremendamente listos, hiperactivos, demasiado tranquilos, afectuosos, revoltosos, súper “malos”, centros de atención, desapercibidos, introvertidos, extrovertidos, despiertos, pensativos, alegres, serios etc..). Sólo una cosa tienen todos en común y es la historia que tienen detrás. Historias tristes y espeluznantes, duras y dolorosas en todos los sentidos. A veces cuando se te olvida que son niños que han sufrido mucho, y te desesperas porque son tremendamente traviesos o maleducados, de repente ocurre algo que te hace despertar. Cada uno a su manera tienen todavía signos del pasado: adolescentes demasiado infantiles y apegados, niños demasiado adultos, serios e independientes, trastornos de comportamiento y atención, fobias y miedos irracionales etc..
Como os imagináis no os puedo dar detalles y tampoco es cuestión de contar historias y detalles escabrosos por dos razones. La primera es la confidencialidad y el derecho a la privacidad de los niños dentro de unos límites. Y la segunda es porque no es mi intención haceros sentir mal o culpables para luego pediros ayuda.
Quitando lo dicho hasta el momento os puedo decir que el centro es una maravilla dentro de las circunstancias. Excepto incidentes aislados, los niños crecen sanos, están bien cuidados, escolarizados, controlados etc. Si de algo me puedo quejar es tan sólo de falta de cariño que reciben, pero tranquilos que yo me encargo de eso. Creo que no he dado tantos besos y abrazos a diario en mi vida.
Jo, he dicho que iba a ir al grano y ya veis. Pero es que me pongo a hablar de ellos y no paro. A lo que iba, quiero organizar unas Navidades especiales para ellos. Y por desgracia, como para todo, se necesita dinero. Sí, tanto rollo para llegar a este punto. Pero es que me pongo a pensar en cómo puedo recaudar dinero y mi mente no puede dejar de recordarme que desde allí, con tan sólo 20 euros, aquí se pueden hacer maravillas. Y, ¿qué son 20 euros para nosotros?
Por supuesto, tampoco quiero pediros dinero sin más. Quiero hacerlo lo más profesional posible. Aunque no soy una ONG (todavía, jeje..), me gustaría ser transparente y rendir cuentas al 100%, por eso, hasta que no tenga todos los detalles de la financiación que necesito exactamente, no quiero empezar a manejar dinero que no me pertenece.
Eso sí, antes de empezar a mover hilos por aquí y comprometerme con personas, necesito saber si puedo contar con vosotros. La cantidad no es excusa, esto va por primos y amigos estudiantes, con 20 euros es suficiente. Sin embargo, a los que trabajáis y estáis interesados, rascaos el bolsillo que es por una buena causa. La idea es irnos de acampada 3 días con todos ellos (he hablado con la enfermera y los médicos y me han dicho que no es problema si organizan el tema de las medicinas con tiempo) y celebrar unas verdaderas Navidades con los pocos que se quedan y que no tienen familias a las que ir por Navidad. Unos 20 en total. Esta segunda parte es la de menos porque consistiría en una gran comilona el día 24, traer payasos o animadores, ir al cine y comprar regalos. Se me había ocurrido que con los mayores de 12 años, igual mejor que regalos podíamos ir de compras y que ellos eligieran su regalos. Pensad que suelen recibir donaciones y regalos de distintas organizaciones pero la mayoría nunca ha ido realmente de compras, o ha elegido siquiera el color de su ropa etc. Les tratan como a niños ya que las actividades y donaciones son, la mayoría, para todos ellos pero no se dan cuenta que no son niños, son adolescentes que piden a gritos el que les traten como tales. Salir un día con sus amigos, acostarse tarde, no dormir la siesta, eran para nosotros nimiedades con las que ellos sueñan cada día. Todos ellos tienen que seguir las reglas y horarios del Centro, lo cual está muy bien, pero imaginaros con 13 y 14 años y teniendo que hacer todo con niños de 2 a 10 añitos. Puff…que me voy otra vez por los cerros de Úbeda.
He estado preguntando por ahí, sin compromisos todavía y para el campamento, necesitaría unos 1700 euros (contando con transporte, comida, alojamiento, actividades y personal del centro) y unos 500-700 euros para la segunda parte. En total unos 2500 euros. Igual pensáis que es mucho dinero pero haced cuentas, lo que supone para cada uno de nosotros donar entre 10 a 100 euros. Nada. Y la cantidad de niños que se beneficiarán de ello.
Por mi parte sólo me queda deciros que prometo hacerlo lo mejor posible, teniendo el principio de eficacia por delante. Por si estáis pensando que me van a timar (sé que algunos creéis que no soy muy espabilada..), pensad que cada día tengo mentalidad más africana y por supuesto, gente en la que confío plenamente que me podría ayudar a negociar, regatear, e incluso pelearse por ellos, por los niños.
La manager del centro me ha dicho que, por supuesto, recibiríais algo especial de parte de los niños para agradeceros vuestra aportación y yo me aseguraré de escanear y subir los recibos y facturas necesarias para que podáis estar seguros de que vuestro dinero ha sido empleado como es debido. Además de haceros llegar las fotos y vídeos necesarios.
Aunque lo ideal sería abrir una cuenta en España a su nombre, es súper complicado, necesitaría poderes y permisos varios para ello. Por eso no me queda más remedio que pediros que confiéis en mí y que las donaciones vayan a mi cuenta ( tranquis, que no me pienso pegar las vacaciones de mi vida..). De esta manera no os costaría directamente nada el hacer un ingreso o transferencia, aunque al final, los costes de transferencia internacional supondrán un tanto por ciento de la cantidad total. Todo ello estará debidamente documentado.
Por supuesto acepto sugerencias e ideas. Además de observaciones que creéis importantes y que se me hayan olvidado. Por ahora, lo único que me gustaría saber es con quien puedo contar y con cuanto (el que no quiera hacerlo público que me envíe un mail o mensaje privado, vale?). Es aproximativo y no compromete a nada (por ahora, jeje..). Pero pensad que antes de crear falsas esperanzas, tengo que tener una idea de si es factible o no.
Bueno, que sepáis que para el que tenga dinero, tiempo y ganas, los niños de Mohau y yo os esperamos con los brazos abiertos, el que se anime a hacernos una visitilla será más que bien recibido.
Muchas gracias en nombre de todos los niños de Mohau.
Ka leboha!!!